Eres creador de posibilidades en este nuevo año 2020

Si deseas escuchar el podcast de esta publicación, dale al play:

Si deseas descargarlo desde ivoox, guardarlo y escucharlo mas tarde, da clic aquí mismo.

Bienvenido corazón valiente, hoy te quiero dar las gracias por acompañarme desde el inicio de este blog, en todo este hermoso año donde he vivido grandes cambios en mi vida y estoy segura que en la tuya habrá pasado lo mismo pues todos estamos destinados al cambio y la evolución.

Quiero compartirte mi cariño y agradecimiento por ser parte de este gran proyecto que ha sido un parte aguas en mi vida, y quiero agradecerte también por permitirme contarte todo lo que mi corazón desea y quiere expresar a través de esta página, espero que mis letras te estén ayudando aunque sea un poquitito a recordarte que dentro de ti existe el amor y que esta ahí, latente y esperando a ser despertado en consciencia día a día.

Cada uno de ustedes corazones se convierten en unos grandes valientes al tener la voluntad e intención de tocar las fibras mas dolorosas y ocultas que hay por dentro para lograr sanarlas, pues dentro de tu corazón existe la fuerza y el poder de crear una vida mejor, una vida que brille e ilumine a otros corazones con deseos de re-conectar con su más absoluta verdad, de volver a conectar esta vez con la energía mas poderosa de todos los universos existentes que es:

EL AMOR.

Hermoso corazón que me lees, es necesario recordarte que todo aquello que has vivido ha sido la única forma en que hubieses comprendido esa gran lección que te ha tocado vivir, el plan era ese, no hay errores ni confusiones y muchos menos coincidencias, ni castigos.

Cada uno tiene un alma con un plan pactado mucho antes de nacer pues para lograr esa gran misión a la que estas destinado ha sido necesario pasar por ciertas pruebas, unas tantas dolorosas y otras hermosas. Se que a veces no podrás ver el panorama completo, pero imagina que estas dentro de un gran círculo y por dentro hay un punto, ese punto eres tú, y el espacio de ese gran círculo abarca todas las posibilidades que tienes para poder solventar esa situación, pero es tan grande ese espacio por dentro que no puedes ver el panorama completo, ni siquiera saber que te rodea un círculo. Pues bien así es la vida, se nos muestra solo un punto y no podemos ver más allá, pero hay un gran plan siempre, un plan que se llevará a cabo para el mayor y mas alto beneficio de tu alma.

Tienes la opción y el libre albedrío para elegir siempre, el plan se lleva a cabo ya sea que tomes cualquier decisión. Hay caminos menos impetuosos que otros pero el destino es el final. Se trata de pasar las pruebas con la mejor actitud, con el mayor de los actos elevados que puedas entregar durante la experiencia, por eso corazón brillante la vida se expresa de mil formas comprendidas o no.

La vida es un gran misterio y lo que nos sucede en ella es para vivir la experiencia y aprender, no permitas que por las duras pruebas que has pasado, por todo aquel sufrimiento que has experimentado, tu corazón deje de brillar. Estas hecho para seguir adelante y superar las pruebas que la vida te muestra, cada uno recorre un camino y ese camino nadie mas puede tener la capacidad de entenderlo, solo nuestra propia alma sabe porque sucede así. No busques mas explicaciones pues la vida seguirá como hasta ahora, expresándose desde el nivel que necesitas para que tu alma se edifique y eleve.

Se que cada año uno pretende que la vida cambie instantáneamente pero dejémonos de juegos infantiles, la vida sigue pero es la actitud con la que tomes la vida, es ahí donde debes enfocarte en hacer el cambio, en crear formas armoniosas de pensamiento, de emociones, de sentimientos, es ahí donde esta la clave para todo cambio transformador en tu vida, en un cambio de consciencia.

No solo es desear y que el juego cambie, es enfocarte en aquello que sabes perfectamente que estas haciendo desarmoniosamente, sabes cuando te engañas, cuando te maltratas, cuando te tiras en lugar de levantarte.

El juego debe cambiar para este nuevo año y darte finalmente esa gran oportunidad de seguir adelante desde la entrega personal y profunda, desde tu corazón. Deja de creer que eres la víctima de algo o alguien y responsabilízate finalmente de tu vida, de tu forma de pensar, de tu forma de crear el día a día.

Estas aquí con todas las miles de posibilidades de crear y crecer. Dejemos a un lado el termino del éxito material, esto va más allá de toda banalidad, va de tu vida y tú, de esa “relación” que llevas contigo mismo, de lo que te permites o no experimentar por miedo, soledad, caos o bien por el simple de hecho de existir y sentir, aquí desde este punto, ánclate.

Sentir es siempre la clave para crear algo elevado, pensar y discernir son sus aliados siempre. Crea todas las posibilidades existentes que hay en ti para mejorar tu vida y elevarla, deja de creer que eres nada porque sabes… ERES TODO, SIMPLE Y SENCILLAMENTE LO ERES TODO.

En ti existe el amor, la fuerza, el poder, la luz, el equilibrio, la armonía, la paz, la igualdad, la serenidad, la tranquilidad, pero sobre todo la posibilidad.

Eres creador de posibilidades y todas estas basadas en el amor, serán exitosas.

Eres el gran creador de todo aquello que finalmente te propongas hacer cuando comiences a abandonar la idea de que eres la víctima, el sufrible, el inadaptado, el pobre de mi, el corazón apagado.

ERES TODO, EN TI EXISTE TODO, POSIBILIDADES, AMOR, TRIUNFO Y VICTORIA.

Deseo para ti la fuerza, el equilibrio, la armonía, la paz, la salud, la voluntad, la valentía pero sobre todo el descubrimiento y encuentro de esa gran verdad oculta en tu corazón para que te reconozcas y renazcas a la oportunidad de darte todo aquello que has buscado fuera por años. Deseo para ti este nuevo año, el maravilloso encuentro profundo contigo mismo y que cada vez que sientas que necesitas amor, tengas la consciencia plena de que volviendo hacia ti lo encontrarás, siempre.

Mis mejores deseos para este nuevo año, gracias a ti por leerme, por escucharme, por compartir todas mis historias y por dedicarme una valiosa parte de tu tiempo para crear juntos una nueva realidad no solo para ti, sino para todos aquellos que te rodean y rodeas. Es importante desarrollar un nuevo cambio de consciencia ya que te otorgará una mente clara, un alma sana y un corazón brillante que traerá a la tierra un nuevo amanecer basado en el AMOR AUTENTICO, EN EL AMOR HACIA TI Y HACIA TODOS.

FELIZ AÑO 2020 CORAZÓN VALIENTE…

Desde el amor, Fabiola Gómez.

Sentir el camino es vivir.

Si deseas escuchar el podcast de esta publicación, dale al play:

Si deseas descargarlo desde ivoox, guardarlo y escucharlo más tarde, da clic aquí mismo

Ya estoy de nuevo por aquí corazones valientes para compartir con todos ustedes este nuevo tema en el que por cierto ahora he decidido incluir un botón entre los párrafos de mi publicación con el cual podrás compartir directamente a través de twitter, así de fácil.

Hoy el tema es sobre dar un salto hacia adentro e interiorizar sobre toda aquella información que a veces nos cae como si fuera una cascada, sin ni siquiera tener el tiempo de poder asimilar tantos datos en la vida, todos estos rollos existenciales que de repente se presentan con respecto al buen o mal vivir, de si lo estamos o hemos decidido hacer bien o no, si debemos sentir o evitarlo, así hasta que nos hemos encontrado con tantos nudos por desatar antes de seguir navegando por vía libre dentro de nuestra existencia.

Vivimos dentro de un mundo caótico cuando estamos llenos de dudas, de ruido mental pero sobre todo de miedo al no saber que decisiones tomar y a que rumbo fijo ir. Vamos navegando sin brújula y sin sentido de ahí que en el momento en que decidimos ver el mapa — claro, si es que hay alguno — ya se nos ha liado todo el viaje, pues hemos perdido el rumbo sin darnos cuenta porque llevábamos tanta prisa sin tener tiempo de hacer pausas para observar el panorama, sentir e integrar las experiencias que hemos ido recopilando durante el viaje.

Y así vamos poco a poco llevando el timón de nuestro barco sin pena ni gloria avasallados por la neblina toxica de nuestra mente inconsciente.

A veces sentir mucho o sentir poco nos confunde y creemos que si se trata de sentir debemos ignorarlo dando mas fuerza al pensamiento, a lo que creo que debo hacer o cómo debo hacerlo y nos creemos tan expertos que creemos que hasta el resultado de nuestra inconsciencia dará buenos frutos.

Sentir el camino es sentir la vida, sentir el camino es vivir la alegría, el enojo, la bondad, el dolor, el amor en fin las miles de emociones y sensaciones que experimentamos a la vez y que podemos permitir que fluyan dentro de nosotros para “Sentir” el camino y no solo para recorrerlo por encima.

¿De que sirve recorrer el camino si no somos conscientes de vivir el proceso desde el interior?.

¿De que sirve querer descubrir la vida, si apenas vivimos desde el intento de querer encontrar algo y poco para que no nos dañe?.

Sentir es la clave en la vida nos dice el corazón, su energía se concentra en sentir las elevadas vibraciones que este emite y de las cuales surge la creación de nuestros actos mas elevados. Si solo te dedicas a vivir en lo mental y te cuidas de sentir, no estas viviendo una vida, estas viviendo en “alerta constante” y en “miedo” al que sucederá.

No se trata como dicen solo de atreverte a hacerlo, ir a por todo con todo de manera inconsciente arrastrado por la desesperación o por el ímpetu de alcanzar lo deseado, sino que se trata de vivir la vida desde un corazón consciente, presente y libre de sentir todas esas emociones todas esas sensaciones que éste nos viene a entregar para vivir una experiencia de total comprensión del amor y contemplación de las maravillas que la vida nos entrega para la evolución de cada uno de nosotros.

Sentir es la clave, no solo para el corazón sino también para el alma, pues sentir nos conecta con la esencia intrínseca de lo que somos, y vivir desde ese nivel ayuda al espíritu a desarrollarse y a elevarnos en la vida.

Por lo tanto, dejar atrás el sufrimiento es un acto decisivo, voluntario y de consciencia pues no sólo permitimos que el amor fluya a través de nuestras vidas sino que también permitimos que la vida nos entregue los frutos mas dulces por los cuales el hombre trabaja desde el ámbito material y que por proyección descenderán los frutos de la supraconsciencia (la supraconciencia es un atributo que contiene el Espíritu y el cual contiene la intuición) llevándonos a vivir hacia una forma más elevada que en la se que vive actualmente.

El amor es la fuerza de cohesión intrínseca en la tierra y desde esta fuerza el hombre debe llegar a la comprensión del espíritu destinado a su realización mas profunda y así energéticamente descenderán los regalos divinos correspondientes a cada uno.

Ama, ámate y da amor porque desde ahí la consciencia trabaja y te muestra el camino a seguir. Una vida de miedo es una vida perdida, limitada y llena de sufrimiento y dolor. Si no deseas eso vive y ama. es la clave. Vivir y amar.

Vive en presencia, en consciencia desde tu interior todas las experiencias que se te presentan pues ahí hay claves escondidas que te ayudaran a despertar y ver todo aquello que te niegas, que no deseas conocer por miedo o que no te ha interesado ver, porque solo desde tu interior podrás acceder a tu libertad, a esa libertad que tanto anhelas, esa libertad que tanto pides.

Has notado que ahora más que nunca tenemos esa sensación de querer ser libres, aunque exactamente no sepamos como, pero es una liberación que pide el alma, que pide la liberación de todos esos miedos, cadenas, actos involuntarios que cometemos y demás, que se revuelven por dentro, porque ahora es el momento de salir y “SER”, experimentar el ser, lo que somos, quienes somos, sin máscaras ni vendas en los ojos para que brille nuestro ser. El espíritu nos llama y nos pide esa libertad finalmente.

Interioriza, analiza, se introspectivo, escúchate sin miedo, con fuerza y valor, hazte caso, deja de ignorarte, hace mucho te estas llamando y no te haces caso porque tienes miedo a escucharte, a descubrirte y a esa sensación de “SER LIBRE”.

La libertad implica responsabilidad, muchísima responsabilidad de observar todo aquello que te niegas y somete, pero esa libertad debemos empezar a trabajarla desde esa energía amorosa y para eso hay que aprender a desarrollarla y ante esta energía no puede haber juicio, no existe, porque entonces así, desde este nivel mucho más alto podrás tendrás un encuentro único, glorioso contigo mismo y no tendrás ninguna otra opción más que aceptarte, amarte y abrirte a dar amor.

Interioriza y ahí, desde ahí encontrarás aquello que tanto has buscado y por lo cuál te habías sentido perdido hace mucho tiempo. Interioriza, conecta, siente, acepta, suelta, libera y ama, solo ama.

Desde el amor…Fabiola Gómez

¿Qué es el amor para ti?

Próximamente haré un video para mi web que publicaré en todas mis redes sociales, así que me encantaría contar contigo ya que incluiré muchos de los comentarios que aquí me compartas. Deja tu edad, tu país y tu comentario. ¡Mil gracias por ayudarme a descubrir que es el amor, por comentar y compartir!

Puedes comentar aquí abajo en el apartado de comentarios o bien enviarme por correo tu opinión: elefectodelcorazon@gmail.com

Nueva etapa y regalo: Vacaciones al estrés.

Si deseas escuchar el podcast de esta publicación, dale al play:

Si deseas descargarlo desde ivoox y escucharlo después, da clic aquí mismo.

Bienvenido corazón valiente una vez a este espacio de reencuentro y conexión con el amor. Esta vez quiero hacerte un regalo para reconectar con la serenidad y la paz.

Te ayudaré a re-armonizar tu ser y de esta manera serás capaz de detener un momento el caos que existe en la mente y en tu vida por unos instantes.

Ya te había comentando que comienzo una nueva etapa en este blog con una serie de nuevas reflexiones ahora apoyada a través de meditaciones, ejercicios de relajación y otras sorpresas que poco a poco iré subiendo para que conectes con esta energía sublime que es el amor y por lo tanto puedas si así lo deseas cambiar la visión que tienes de la vida, salir del miedo, del enojo, de la culpa, del estrés y de muchas otras sensaciones negativas que puedan estar rondando tu vida, pues bien vamos a por ello, dale al play al siguiente audio.

Te recomiendo escucharlo con audífonos o bien escucharlo con un volúmen medio:

Vacaciones al estrés:

Si deseas descargarlo desde ivoox y escucharlo después, da clic aquí mismo.

(El fondo de la música para este ejercicio de relajación es de Xevi GaTa.)

Si deseas contarme tu experiencia puedes dejar tu mensaje por aquí abajo en el apartado de comentarios o bien escribirme al correo: elefectodelcorazon@gmail.com, me encantaría leer tu experiencia y de que forma te ha ayudado.

Te recomiendo hacer este ejercicio de relajación diariamente antes de dormir pues eso te ayudar a reducir la tensión y a tener un mejor despertar más revitalizado y tranquilo y por lo tanto comenzar el día lleno de energía positiva, pues bien, vamos a por ello.

Desde el amor, Fabiola Gómez.

El único tiempo para amar es el aquí y el ahora.

Si deseas escuchar el podcast de esta publicación, dale al play:

Si deseas descargarlo desde ivoox y escucharlo después, da clic aquí mismo.

Me gusta observar a las personas que van desesperadas, locas perdidas corriendo y sin parar todo el tiempo, me pregunto siempre si realmente es tan importante llegar de esa forma tan inconsciente y accidentada a su destino y si realmente vale la pena vivir de esa manera. A veces me gusta imaginar que todos ellos se dirigen con tanta prisa a algo verdaderamente importante y sobre todo duradero y real como una forma de comprender su actuar. Tenemos la falsa creencia que debemos priorizar entre lo importante y lo que no es urgente atender, creemos que hay tiempo para todo, tiempo de sobra y que después podremos poner nuestra atención y nuestro tiempo en ello.

Vivimos siempre acelerados olvidando a todos aquellos que nos rodean y haciendo del día a día una constante rutina viviendo inmersos en cuestiones laborales, tecnológicas y banales, donde asumimos que nada cambia y que viviremos desde un lugar donde no tienen cabida experiencias que pueden hacer que nuestras vidas se modifiquen de un momento a otro.

Vivimos creyendo que tenemos “siempre” todo el tiempo del mundo para sentir, para dar, para compartir a otros y con otros, pero esta historia en estos tiempos está volviéndose una utopía. Así que deberíamos ser conscientes de que el significado de “siempre” a veces puede ser solo un segundo tal como le contestó el conejo a Alicia en el cuento, cuando le cuestionó ella ¿Cuánto tiempo es para siempre?.

El tiempo vuela y la gente va pensando que solo ha pasado un segundo, un minuto, un día, una semana y así se va acumulando en meses y en años, hasta que por alguna razón fuerte y potente la vida nos hace despertar de ese sueño en el que invernamos para lograr al fin reaccionar y salir por un instante del sueño y la prisa dándonos cuenta así que se han ido los mejores momentos, los tiempos valiosos, los años que pudieron ser inolvidables y no lo fueron.

Tal vez es ya el momento de empezar a cuestionarnos lo siguiente:

¿En qué he invertido todo mi tiempo?

¿Quién he sido yo durante este tiempo?

¿Dónde he estado?

¿Quién sigue aún a mi lado?

¿A quienes he perdido ya?

Hemos estado tratando de vivir, solo eso, “tratando” dentro de un gran letargo sin darnos cuenta que aunque el tiempo se mide en segundos, minutos, días y años no hemos sabido aprovecharlo correctamente, ¡vamos que ni siquiera tenemos ni idea para qué sirve todo eso!, se nos va la vida en un plis plas y no hay tiempo de disfrutar, hemos dejado las horas en el corre, corre, suena el despertador abres los ojos y lo primero es el móvil, te enteras de las noticias, te lees todas las notificaciones de cada red social instalada, unas 4 o 6 por lo menos, consultas el clima, volteas a ver la hora y ¡uy qué tarde es!.

Ha comenzado el día en un abrir y cerrar de ojos, ya vas acelerando pensando en el trabajo que te queda por delante, los niños, la ducha, el medio comer algo, el café y listo a empezar la carrera de cada día. Vas en medio del tráfico, la gente se altera y enerva por lo pesado del trayecto, van todos corriendo y empujando -pitando como locos- para llegar a tiempo con los niños a la escuela, y después tu para hacer horas en el trabajo, a todos les urge algo, todos demandan, exigen, ¡no hay tiempo!, ¡Que presión Dios!.

Hay que apurar todo como se pueda, papeleos, reuniones, ventas, llamadas, perseguir a los deudores, alcanzar las metas de la semana, salir de viaje y trasladarse de punta a punta, pasar el tiempo viviendo desde un avión entre vuelo y vuelo, traslados de un lugar a otro para alcanzar los objetivos, conquistar las cimas y los picos que nos hemos autoimpuesto o peor aún que otros nos imponen con los ojos vendados vamos, perdiéndonos y muriendo un poco cada día en todo ese trayecto una y otra vez por “llegar”, ¿a dónde?, no lo sé, pero ¡llegar, llegar y llegar!, la meta es esa, ¡llegar y arrasar, ganar, vencer, luchar y morir!… ufff ¡lo alcance, jo que agobio! y así es cada insolente día, uno tras otro igual, amenaza la rutina diaria y se va notando el cansancio, el aburrimiento y finalmente el vació.

Mientras todo eso sucedía, ya no se si se está viviendo o muriendo, es que ya no sé, seguimos perdidos totalmente en aquello que conocemos como el tiempo pero paradójicamente sin haberlo tenido para vivir realmente, desaprovechando al mismo, ignorando y dejando a un lado todo lo que realmente es urgente atender.

Conforme vamos creciendo y avanzando vamos seleccionando lo que interesa o lo que no, lo que me da algo o no. Vamos perdiendo el contacto con nuestros padres, los hermanos, la pareja, los hijos, los primos, los amigos, todos los que nos rodean hasta de ese fiel amigo que siempre espera nuestra llegada a casa y nos mueve el rabito como símbolo de su amor, hasta de él nos hemos olvidado.

Vivimos inmersos en las rutinas, agobiados y desconectados de la vida, de las personas importantes, dejamos de crear y alimentar nuestras relaciones por vivir atados a los ladrones de nuestro valiosísimo tiempo que nos separan de la riqueza de una buena charla, de una mirada profunda, de decirnos un te amo de esos que sacan chispas, un te he echado de menos, de un abrazo largo y cálido, de un beso dulce, de echarnos unas buenas risas y hasta de la entrega y complicidad del buen sexo con amor, hemos dejado de disfrutar lo que antes amábamos hacer por dejarlo todo para después.

¿Cuando tendrás el tiempo suficiente para volver a retomar el partido de ajedrez, o de terminar finalmente aquella pintura olvidada en el caballete de la esquina de tu habitación, o de hacer ese auto en escala que está a la espera de ser armado y decorado?. Y la visita a casa de la abuela ¿para cuándo?, ¿Y la llamada que has pospuesto para la semana que viene a aquellos amigos que hace meses no ves? porque como has sido padre o madre ahora claro no hay tiempo.

¿Cuándo regresarás a aquel sitio que siempre has disfrutado o al que has anhelado conocer? pero que por tu falta de tiempo has ido posponiendo. Sabes que has estado postergando la llamada a tu padre que se ha ido haciendo mayor junto a tu madre y que han caído en el olvido no solo por ti sino por otros también porque han dejado de ser prioridad, porque asumimos que ahí “siempre” van a estar. ¿Cuándo les recordarás que siguen siendo importantes?.

¿Qué ha pasado con las visitas a tu hijo?, que por causas del destino tuvo que quedarse a vivir con la madre porque ustedes no daban de más juntos. ¿Cuándo tendrás tiempo para contarle ese cuento a esa niña que te espera con ansias en casa de la abuela después del trabajo? y que por ser madre soltera te ha tocado trabajar de noche y de día llegando a casa cansada, pronto dejará de ser una niña y ni lo notarás porque simplemente no estas ya ahí desde hace mucho porque siempre estás cansada.

Cuántas pérdidas emocionales, cuántas relaciones abandonadas, cuántos momentos no creados como inolvidables, cuántos lugares esperando ser visitados has acumulado porque estás perdido en el caos de tu vida tratando de sobrevivir y solucionar aquello que has vuelto prioridad pero que no tiene realmente importancia ni te dejará siquiera memorias bellas ni fotografías imborrables en tu corazón.

Sabes el tiempo no perdona, pasa y se va, no vuelve, no hay forma de recuperarlo, no habrá más oportunidades de decir te amo abuela te agradezco todas aquellos abrazos que me dabas cada vez que mamá me llevaba a tu casa, has sido la mejor de todas, o decirle al abuelo te acuerdas cuando llegaba a tu casa con mis hermanos pequeños y gritabas ¡llegó la terrible banda! y nos abrazabas con toda la energía amorosa que poseías. Cuando menos te imaginas el tiempo alcanzará a tus padres y partirán, pronto tus hijos crecerán y se marcharan a hacer sus vidas y habrá pasado el tiempo para convivir y reír junto con ellos. Sabes esa mujer o ese hombre que decidiste que te acompañará para compartir tu vida, tal vez ya no está esperando nada de ti porque le has colocado en los asuntos del “mañana hablamos”, “después lo solucionamos” o “en otro momento”, y lo peor es que aún no te has dado cuenta que ya vives solo desde hace mucho tiempo y que ambos deambulan como fantasmas por esa bella casa que ambos adquirieron llena de ilusiones y sueños que nunca hubo tiempo de cumplir y de llenar de amor.

No habrá más tiempo después de decirle a las personas que amas cuán importante son y han sido -y lo siguen siendo- pero con el paso del tiempo ellos han asumido que tú has perdido el interés de seguir compartiendo y creando grandes momentos llegando al punto donde han dejado de buscarte y te han relegado asumiendo que no has demostrado interés, porque no te has dado el tiempo de llamar y decirles que ahí sigues para ellos, no te has dado el tiempo para quedar y recordarles que siguen siendo importantes para ti y nada de ello ha cambiado.

No habrá más tiempo de recorrer aquellos lugares que se han quedado en tu muro de “mis viajes por el mundo” porque cada vez te acercas a una edad en la que eso que tanto te hacía ilusión ya no es igual porque también los deseos cambian. No habrá más tiempo de que alguien te comparta del suyo sino sales del letargo en el que vives persiguiendo no sé qué para ser el mejor, el más importante, lo más de lo más.

El tiempo no perdona y nos condena a todos a ser prisioneros de sus bondades que sutilmente nos regala cada día pero que pasan desapercibidas por millones de seres en el mundo porque persiguen lo absurdo, lo banal, lo material, lo nada importante, lo inmediato.

El tiempo fue creado no para contarlo sino para compartirlo, vivirlo y aprovecharlo pero no en lo que es instantáneo, es rápido o es absurdo, sino para impregnarle amor, presencia, vivir no en 5 minutos, ni en 1 hora, y mucho menos en 3 años, sino en el instante presente, en el aquí y en el ahora, el tiempo es engañoso porque nos hace creer que le tenemos por delante pero en realidad lo tenemos solo “ahora”, el tiempo en realidad es el ahora, no el mañana, ni en un rato más, ni en otro día ni en otro momento.

Así como la vida sucede en este momento, el tiempo también, todo es AHORA, AQUÍ Y AHORA, en presencia, en el estado de ser y estar justo ahora.

Qué maravilla sería ser conscientes de todo esto y saber que nos podemos bajar del tren de la locura en el momento que lo decidamos, que no estamos obligados a vivir de esa manera, que no debemos ser víctimas de las presiones sociales, que si realmente lo decidimos podemos llegar a vivir una vida más consciente, más serena y más plena, entonces:

¿Cuando comenzarás a darte el tiempo de vivir de verdad, en el aquí y el ahora?

¿Cuánto tiempo más dejarás pasar para volver a reconectar con lo que realmente importa, con quienes están ansiosos esperando para que vuelvas?

Vive en el ahora, ama ahora, aquí en este instante, deja de procrastinar, no sigas vaciando tu cuenta personal de forma absurda llenándola de pérdidas, dile a quienes de verdad te importan que ahí sigues, que estás, que aunque pareciera que no estas, ¡sí, estás!, que no solo los hagas sentir prioridad, hazlos sentir únicos, valiosos y siempre presentes. Nada importa más que dar, hacer lo mejor que podamos para hacer sentir a los demás amados y crear relaciones perdurables y con un gran significado. Yo sé que solo es cuestión que te organices mejor y vuelvas a vivir dejando ese correr por solo sobrevivir y que tomes en cuenta que el tiempo que no usaste jamás regresa. Ojalá te des la oportunidad de comenzar a apreciar lo bello, lo realmente perdurable lo que realmente es importante y lo que siempre urge, cuidar de los que realmente amamos y nos aman.

Desde el amor, Fabiola Gómez.

Próximamente te daré a conocer una de las herramientas con la cual yo fui capaz de bajarme de ese tren y tener una vida donde abunda la paz y se vive en presencia, en el aquí y en el ahora. Espero poder contar contigo en esta nueva etapa de El efecto del Corazón donde te presentaré herramientas prácticas y útiles para tu vida, para comenzar a integrar nuevos conceptos capaces de ayudar a cambiar de forma amorosa tu realidad actual, para encontrarte con la serenidad y tu verdad, y así de esta manera vuelvas a vibrar en amor, puedas crear y vivir desde ese nivel tu nueva vida. Me encantaría que seas mi cómplice y que juntos sigamos descubriendo, creciendo y aportando al mundo lo que hace falta, el amor a través de un estado de consciencia mayor creando en el aquí y en el ahora. ¡Nos leemos y escuchamos pronto!

El amor que me doy es el que recibo.



Si deseas escuchar el podcast de esta publicación, dale al play:

Si deseas descargarlo desde ivoox y escucharlo después, da clic aquí mismo.

En alguna ocasión me he visto inmersa en algún tipo de situación o relación donde sabía que no debía estar pero aún así seguía porque a veces se esta ahí por falta de amor, comodidad, costumbre, miedo o alguna otra razón que internamente hace que nos sujetemos con todas nuestras fuerzas de ese “algo” que nos otorga un poco de seguridad, confort o compañía huyendo así de la gran oportunidad de experimentar nos desde nuestros momentos de soledad, claro que existen sus excepciones donde uno se enamora claramente pero aún así habrá que analizar las condiciones de este enamoramiento.

Estamos transitando por momentos difíciles en el planeta tratando de vivir la vida desde lo exterior, desde todos aquellos distractores de nuestra realidad huyendo de nosotros mismos, de nuestras emociones, sentimientos y pensamientos de mayor poder. Veo claramente como la mayoría de las personas huyen despavoridas de su propio acompañamiento, les incomoda estar sin alguien a quien dar aquello que se podrían dar a si mismas, desgastándose inútilmente tratando de pertenecer, de agradar, de ser aceptadas y queridas.

Nos estamos perdiendo de nosotros mismos en este momento, de conocer y experimentar “el gran ser humano” que somos por colocar nuestro enfoque fuera y como consecuencia nos estamos perdiendo de conocer nuestras verdaderas necesidades a partir de permitir darnos el tiempo de volver a conectar con el ser divino y supremo que somos cada uno y que esta a la espera de que les veamos con nuestros ojos de frente y le miremos desde el amor, desde la compasión sin juicio alguno esperando con ansia conectar nuevamente para volver a descubrirle, escucharle y por lo tanto a entregarle todo ese amor en consciencia que vamos repartiendo por ahí innecesariamente.

Cuando vivimos nuestras relaciones y en estas relaciones hay sufrimiento y sacrificio creemos que estamos entregando amor porque lo damos todo así, a lo loco, porque con este “conocimiento” es bajo el cuál estamos educados en general, creemos que es amor, pero no lo es, porque lo que estamos entregando y lo que estamos recibiendo provienen de nuestros miedos, la soledad, los juicios, la desvalorización, el abandono y el rechazo por lo tanto me pregunto ¿Dónde esta el amor en todo esto?, hace falta analizarnos porque hemos decidido entregarnos así de esa manera tan inconsciente.

Nos entregamos totalmente sin meditar que recibimos, desconocemos nuestro propio valor y nuestras mas entrañables necesidades en todos los aspectos cuando estamos permitiendo que el sufrimiento este de por medio.

Que tan vacíos vamos quedando sin darnos cuenta que vivimos desconectados de nosotros mismos y que nos estamos perdiendo en el camino dándoles a otros lo que ni siquiera somos capaces de darnos, esforzándonos por cumplir las expectativas y necesidades ajenas. Tan importante es detenerse un instante para volver y retomar nuestras relación con nosotros mismos y entonces percatarnos nuevamente de saber que se siente SER, que se siente SENTIR, que se siente DARSE UN AMOR AUTÉNTICO y algo que considero importante también, es que se siente ser LIBRE de dar sin esperar nada a cambio y recibir sin sufrimiento ni miedo de abandono o rechazo de por medio.

Es fácil perder el enfoque y olvidar que somos importantes y es necesario vernos en estos tiempos donde todo esta dirigido hacia el falso “éxito”, objetivos, conquistas de cimas y picos, ganar dinero, satisfacer a nuestra pareja, a los hijos, al jefe, a los padres, a los amigos, ufff… antes que a nosotros mientras que por dentro vamos vaciando nuestra cuenta corriente cada día al permanecer desconectados y vamos creando nos una gran deuda a través del desgaste físico, emocional y en otros sentidos dirigiéndonos sin remedio en algún momento hacia la quiebra personal e individual, y por lo tanto hacia una vida que deja de serlo porque se ha convertido solo en muerte ya que se ha dejado de SER para servir y cuando sucede esto llegamos a hacia aquello que muchos le dicen depresión, angustia, ataques de pánico, tristeza profunda, miedo latente y constante.

Cuando todo lo anterior mencionado comienza a emerger abruptamente en nuestras vidas es solo el llamado de nuestro ser interno que esta pidiendo con todas sus fuerzas ser escuchado, ser respetado, ser AMADO pero por nosotros mismos, por eso estas sensaciones son tan profundamente dolorosas y angustiantes al grado que muchos deciden tomar pastillas para acallar todo eso, pero una vez ausente el tratamiento nuestro ser interno volverá a despertar y a gritar que le escuchemos porque por dentro se desarrolla una batalla interna entre lo que realmente se desea SER y lo que estamos permitiendo que suceda en nuestras vidas desde la insatisfacción personal.

Nacimos para amar pero nos han contado la historia que amar primero el exterior es lo importante, no nos dicen que amarNOS es lo primordial porque entonces estaríamos creando desde el verdadero amor haciéndonos capaces de entregar ese amor desde su verdadera esencia y permitiéndole ser expresado con una fuerza tan inminente que nadie podría rechazarlo, sería amor, porque entonces lo estamos dando desde nuestro ser interno y no desde nuestro exterior, desde ninguna otra emoción de miedo, culpa o exigencia, nada de esto nunca podrá ser un amor elevado, solo el amor que se entrega desde su verdadera esencia podrá ser recibido como tal y nadie podría evitar cerrar la puerta porque el amor dado desde un ser consciente y pleno es el amor más sincero por lo tanto su fuerza energética impactaría no solo a aquel al que se le da sino a todos aquellos que le rodean.

Si sientes que a veces te falta el aire, escúchate y respira.

Si sientes que necesitas llorar y que no puedes mas, presta atención a tus pensamientos de dolor dominantes y déjales fluir.

Si sientes que estas dando y dando amor y sientes que lo que das no es valorado, te estas avisando que eso no es correcto y que necesitas voltear a verte y amarte TÚ.

Si sientes que estas muy solo y que esa soledad te consume, rebusca en ti. ¿Por qué te sientes abandonado más allá de la compañía física que te pueda faltar?, ¿hay algún abandono que debes perdonar y solucionar?, tal vez el que se ha abandonado eres tú mismo.

Si deseas agradarle a medio mundo y no sabes como hacerlo pero en ti existe esa necesidad, y haces todo lo posible por ser aceptado, profundiza y busca quien te rechazo anteriomente, trabaja en ello.

Si estas en una relación donde hay abuso, violencia, maltrato, analiza como fue la relación de tus padres o con quienes vivías y que permitían que les hicieran a ellos, regresa a ese evento que tu presenciabas y pregúntate desde ahí ¿Qué hubieras hecho tú para detener todo eso? y hazlo, es ahora tu oportunidad.

A veces es necesario soltar aquello a lo que te aferras porque cuando el amor es verdadero no hay necesidad de forzar nada, de sujetarlo con fuerza ni exigir, ya sea que este contigo o no esa persona sabes que si es amor de verdad permanecerán siempre el uno para el otro cuando sea necesario y nada hará que ese amor se olvide o cambie. A veces hay que soltar la falsa inseguridad que nos da alguna relación cuando no nos sentimos plenos, para seguir la experiencia tal vez no con aquella persona que tu pretendías, sino con alguien que realmente este preparado de asumir el nivel de compromiso de amar y corresponder como tu lo haces pero siempre desde el amor y no desde el lugar incorrecto como el miedo.

Eres valioso no te permitas a ti mismo nunca ponerte por debajo de alguna situación que te haga sentir mal, triste, incómodo o que te provoque enjuiciarte constantemente, ni tampoco de alguien que pretenda que sigas ahí a la espera de que cambie su situación actual, has sido creado para vivir desde el AMOR y aunque las personas te digan que te aman con locura fíjate en sus actos y si esos actos son positivos y están llenos de amor entonces quédate porque ése es tu lugar, sino comienza a tomar decisiones que te favorezcan. Vuelvo a repetirlo ninguna persona que dice que te ama podrá hacer sentirte mal, ni triste, ni incomoda ni siquiera pasará por tu cabeza la idea de que algo esta mal o que debas irte, o que no puedes más, todo eso es un aviso que es necesario y ha llegado el tiempo de hacer cambios porque lo que desciende del amor otorga un estado de paz, de tranquilidad, de gozo, satisfacción y plenitud.

Aunque las relaciones son complicadas muchas veces, los actos son los que hablan al final y la posición donde te coloca aquella persona ya sea una pareja, tu familia, tus amigos, compañeros deben hacerte sentir siempre amado, respetado y valorado.

¿El amor que estas recibiendo es realmente el amor que te estas dando?

Desde el amor…Fabiola Gómez.

¡MIL VISITANTES RE-CONECTANDO…

Mil gracias a cada uno de ustedes por visitar mi blog, por estar, por ser, por querer descubrirse, encontrarse o reafirmarse entre alguna de mis palabras, por  mostrar interés no tanto en mi como en ustedes, de buscar y querer  ser verdad, ser amor, ser fuerza, por querer entenderse, de volver a sentirse, de comprenderse, de permitirse aligerar el equipaje para entonces re-conectarse y comenzar a vivirse desde el amor.

Así, despacio, a consciencia,  a su ritmo, sin prisas con todo por delante para salir a crear con las mejores de sus intenciones sus vidas a través de un significado del amor más auténtico, menos complejo y más permisible, a cada uno de ustedes gracias por arriesgarse a leer algo que tal vez pueda parecer loco, repetitivo, nuevo, sin sentido o tal vez con mucho sentido gracias por darme acceso a tu ser  y dejarme tocar alguno de tus pensamientos, emociones o sentimientos, esto para mi ¡no tiene precio!.

Gracias por el tiempo que inviertes en mi para leer lo que nace de mi ser para decírselo al tuyo a esa divinidad que habita en ti, que esta latente con ganas de seguir en esta búsqueda y en este despertar al que hemos venido a crear juntos; porque no soy yo la que te  ha traído a este, mi pequeño lugar creativo, no se puede llegar a un lugar si antes no existe una razón, voluntad y por ende una búsqueda para llegar al encuentro.

¡Gracias por sumarte al cambio en este planeta porque es solo para valientes!

¡Bravísimo por cada uno de ustedes!

Gracias por permitirme tocar cada uno de sus corazones porque eso para mi es valioso. Seguiré escribiendo, creando y sumando con mi mensaje porque encuentro que somos muchas personas en esta búsqueda de un mejor vivir, de un mejor estar, de un mejor sentir, de conectar con algo más alto. Gracias por cada uno de  tus comentarios, por tus likes, por tus pines, por tus retweet, por tus ánimos, por las invitaciones que me han hecho para llevar mi mensaje a otros lados, por creer en que el cambio y una vida mejor es posible, alejándonos de todo aquello a lo que nuestra esencia no pertenece, pues descendemos del amor y ahí volveremos en algún momento.

¡Mil gracias y más!

Desde el amor… Fabiola Gómez